16 de marzo de 2016

MI LISTA DE "NOES"

Nombre: Gordo
Fecha de nacimiento: 16/03/2013
Alias: "Peto"
hincha de: Belgrano
La idea de sumar un nuevo integrante a mi vida no me entusiasmaba demasiado. En realidad, para nada.

-“No está en mis planes.
No quiero tenerlo.
No es el momento.
No hay espacio suficiente.
No estoy preparada para tanta responsabilidad.
Bla, bla, bla (..)”- decía

Pero cuando quise acordarme de la larga lista de “Noes”; él ya estaba aquí.

Instalado en nuestro hogar. Mirándome con esos ojos tristones mezclados con algo de picardía.

Sé que es igual a todos, pero no.

Me rehuso a pensarlo igual, para mí es diferente; único.

El llegó a nuestras vidas para romper con toda estructura.
Es revoltoso, alborotado, despatarrado, torpe, la ansiedad le desborda así como la felicidad al vernos llegar.

No es un perro cualquiera…

Siempre listo para cada juego. Dispuesto para cada “vuelta del perro”. Atento a cada sonido y movimiento.
Conocedor de horarios; es quien faltando 20 minutos para que termine mi jornada laboral –según me cuentan- comienza a esperarme; no quita su mirada minuto alguno de la puerta principal, a sabiendas que de un momento a otro se abrirá.

Y allí está mi “lista de Noes” esperándome.

No es un perro cualquiera…

Es mi gran compañero, el “amigo fiel” que no se despega de mi lado.

 La cama grande, el sillón, el patio, el cajón entero de medias y las vendas de fútbol de Fer son suyas.
No trabaja, no tiene que pagar cuentas, no tiene amigos ni se va de vacaciones.

Sólo espera …. entrega cariño…no entiende de rencores  ni recuerdos…
Como no elegirte mi Gordo Peto.

Una y otra vez elaboraría esa lista de “Noes”; sólo para darme cuenta que no hay momento indicado ni obligaciones imposibles.


Sólo hay que cuidarte, amarte, darte de comer, el paseo del perro, algunas medias y la mitad de la cama grande. Andre Quinteros

8 de marzo de 2016

-MUJERES-



8 de marzo. Hoy se conmemora la "lucha" de muchas mujeres que durante décadas han peleado por los derechos de ellas TODAS

MUJERES.
sinónimo de lucha, sacrificio, esperanza, perseverancia
Andre Quinteros.



Hace algunos años (cientos de décadas), un grupo de mujeres reclamaba por su derecho de salir -en horario laboral- a amamantar a sus hijos recién nacidos, y por una reducción en la jornada laboral como así también una remuneración acorde a la labor realizada. 
Se manifestaron pacíficamente a través de una huelga... 
Esta lucha ha costado la vida de un centenar de ellas, pero ha sido la brecha que dio lugar para hacernos eco de las voces de todas aquellas que murieron reclamando, quizá sin saberlo, los derechos de todas y cada una de nosotras.


POR NUESTROS DERECHOS...

Derecho al reconocimiento 
A la igualdad 
A no ser discriminadas
A no ser maltratadas

Derecho a estudiar
A formarnos profesionalmente
A ser independientes
Derecho a trabajar en condiciones dignas 
A ocupar cualquier puesto laboral
Derecho a ser escuchadas
Derecho a votar
Derecho sobre nuestro cuerpo
Derecho a ser libres y tomar nuestras PROPIAS decisiones.
Derecho a ser respetadas.


He escuchado, casi sin querer, el reclamo de un sexo masculino alegando ¿Por qué las MUJERES tienen un día -y encima es internacional- y los hombres no tenemos día alguno del calendario que nos rinda homenaje?

La explicación es sencilla. 
El hombre ejerce el poder desde el origen del tiempo.
La mujer ha tenido que sumirse a ese poder y encajar en una sociedad netamente machista: Obedeciendo -a pesar de que alguna fuerza interior quisiera gritar el descontento-, ser pequeña de pensamientos, ser analfabeta, quedarse en casa, aprender modales, "servir" al hombre y "aguantar"... de eso se trataba... de aguantar, de ser quienes en verdad no éramos. 

Afortunadamente con el devenir del tiempo y tras una larga lucha -que aún hoy continúa- la Mujer ha podido situarse desde otro lugar...
Las Mujeres nos paramos desde un escalón totalmente diferente al de aquellos tiempos.
No somos mejores ni estamos por encima del sexo opuesto; pero tampoco somos inferiores. 
Somos IGUALES, estamos a la par. En esta época, hombres y Mujeres aportamos el 50 % de nosotros mismos, de nuestro tiempo, de nuestros esfuerzos y de nuestras ideas para contribuir al mundo.
Esta lucha es digna de estar marcada en rojo en todos los almanaques del mundo.



Mujer... cuando te mires al espejo admira esas arrugas de tu rostro, no sólo significan el paso de los años, también son signos de la sabiduría que has adquirido.
Contempla tus manos, pues con ellas has sido capaz de acariciar al desolado y al recién nacido.
Mira esos ojos... agotados de tantos desvelos, de tantas lunas y tantos soles vividos.
Mírate mujer.
Admírate.
Porque somos luchadoras...
capaces de defender hasta lo indefendible con dientes y uñas.
Porque vamos hasta las últimas consecuencias.
Porque siempre tenemos un SÍ, antes que el NO.
Porque nos mueve la pasión MÁS que la razón.
Porque nos reinventamos.
Porque siempre vamos para adelante... SONRIENDO...aunque nuestro corazón esté apenado; aunque tengamos ganas de agarrar al mundo a patadas; aunque tengamos ganas de pasar el resto de nuestros días llorando a gritos; aunque estemos en "esos" días... siempre para adelante SONRIENDO.
Porque somos apasionadas.
Porque nos atrevemos a soñar y buscamos la forma de lograrlo, aunque la idea sea descabellada.
Porque nada nos detiene.
Porque somos fuertes, a la vez que frágiles y sensibles. 
Porque somos sinónimo de lucha, de sacrificio, de esperanza, de cambio, de perseverancia.

Porque somos MUJERES...
Andre Quinteros

4 de marzo de 2016

EL GUISO DE LENTEJAS

22 horas de un lunes cualquiera de enero. 
En la ciudad la temperatura ronda en los 29º y el pronóstico del tiempo indica que se avecina un martes un poco más caluroso. 
A decir verdad, muy poco alentador; pero nada fuera de lo normal para la época del año (estamos en verano).

Fercho espera el paso del tiempo en el sillón del jardín, mientras yo me dispongo a ordenar el almacén de la cocina. Entre los paquetes de fideos y harina, diviso uno de lentejas.

-¡Qué rico! – exclamo-
(…)
- ésta es una de mis legumbres favoritas – comento a Fercho mientras le muestro el paquete que acabo de encontrar.
(...)
 –El menú de mañana es “guiso de lentejas” – concluyo la frase con algo de imposición y autoritarismo, sin importarme demasiado el clima anunciado para el martes y mucho menos si a Fercho le apetece comer en pleno enero un guisado.
(…)

Antes de irme a dormir, dejo en remojo las lentejas.
*Mínimo 8 horas en agua antes de ser cocidas*, es lo que aconseja el envase. Así lo hago.

Al otro día.
A media mañana de ese martes, Fercho me anuncia que tendremos otro comensal. Nos visita su hermano menor, a quien al parecer el guiso de lentejas –sin importarle la época del año- “le encanta”.
12.40 hs. del mismo martes. Todo está en marcha. Delantal puesto y manos a la cocina... y a esperar el resultado final.

Aquí va la receta (los ingredientes pueden variar de acuerdo al gusto personal):
  •      Lentejas  500 g. (previamente remojados)
  • ·   Panceta   100g
  • ·   Cebolla grande  1
  • ·   Morrón rojo  ½
  • ·   Cubito de caldo de carne  1
  • ·   Aceite  c/n
  • ·   Sal y pimienta a gusto
  • ·   Salchicha parrillera a gusto

Advertencia: la receta original lleva chorizo colorado, pero a sugerencia de Fercho y por una cuestión de gusto, la cambié por la salchicha parrillera.

Manos a la obra:Cortar la panceta en cubo y dorar en una cacerola con una cucharada de aceite (10 minutos aprox), luego agregar la cebolla picada y el morrón en cubos y cocinar hasta que estén tiernos (otros 10 minutos aprox.).
Luego incorporar la salchicha parrillera (o lo que hayas elegido); agregar las lentejas y rápidamente incorporar caldo hasta cubrir.
Condimentar con sal y pimienta a gusto.
Cocinar revolviendo de vez en cuando con cuchara de madera hasta que las lentejas estén tiernas y el guiso algo espeso.

Tiempo de cocción: 30 minutos aproximados.
Dificultad: Muy fácil.
Tips: la panceta no puede faltar (le da un sabor increíble).

Resultado final 1: un almuerzo feliz, sin importar que es verano para disfrutar de este guiso espectacular de lentejas!

Resultado final 2: Panzas llenas… corazones contentos.

Resultado final.
a experimentar!


Andre Quinteros.

1 de marzo de 2016

CRÓNICAS DE UN SEPULTURERO

Foto de la Portada del libro
Ph.: Andrea Quinteros
Luego de unos días de descanso, decido retomar –a mediados de enero de este 2016- con la lectura.
Llevaba unos cuantos días reclamando este libro en la biblioteca de mi ciudad. El mismo estaba en restauración, hasta que finalmente pude dar con él.

Aquí va la ficha.

Título: “Crónicas de un Sepulturero”
Autor: Cenma Villa Nueva, a cargo del Prof. Luis A. Luján
Editorial: Luis Luján Editor
Año de edición: 2015
Lugar de edición: Villa María – provincia de Córdoba
Número de páginas: 123
Resumen:  “Crónicas de un sepulturero” es una obra de ficción literaria en donde se conjugan una serie de relatos, en primera persona, narrados por personajes que trabajan, moran o, simplemente están posicionados en una necrópolis de Villa María, Villa Nueva o de la región, y desde allí vuelcan sus vivencias sobre experiencias extraordinarias acaecidas en estos espacios lúgubres.

De este modo, en la contratapa del libro, el profesor Luis Luján sintetiza las páginas de esta fantástica obra.

Me encontré con historias que lograron atraparme y envolverme entre lo real y lo imaginario. Hay historias divertidas y alegres –a pesar del contexto-, otras un poco tristes que me hicieron reflexionar sobre los hechos narrados, y hasta quedó lugar para contar alguna de amor y desengaño. También tiene relatos que lograron desvelarme más de una noche y metafóricamente ¡morir de miedo!
Recuerdo esa noche de verano. El cielo totalmente estrellado y luna llena. Me quedé en el comedor de casa, en silencio, leyendo alguna historia.

El detalle: la puerta que da al patio abierta de par en par.
El segundo detalle: un poco -sólo un poco- temerosa.

Ya de madrugada, algo agotada de la rutina diaria y luego de culminar una de “esas” historias que me erizaron la piel, decido poner fin a la lectura y marcharme a la cama.

Me dirijo a cerrar la puerta  del patio y en ese instante advierto que al lado del asador hay una enorme “calavera” que se dirige hacia mí, mi corazón parece que va a salir de mi pecho a toda velocidad, pero yo soy más rápida en dar un portazo y correr hacia la habitación. En ese instante reacciono y me doy cuenta que todo lo sucedido en milésimas de segundos no es más que producto de mi imaginación y que “esa calavera” que creí ver, era el lampazo colgado al revés. Mi corazón vuelve a latir más lento y me dirijo a poner llaves a la puerta, por las dudas.

De todo esto, no le conté una sola palabra a Fercho; él es más miedoso que yo, y de seguro creería que el lampazo en verdad es esa calavera que imaginé, salida de los cuentos de ficción de “crónicas de un sepulturero” y le llevaría semanas poder conciliar el sueño.


Andre Quinteros. 

29 de febrero de 2016

Sobre el Bl0G

Llevo un tiempo pensando en la confección de este blog; de imaginármelo; de pensar que es lo que quiero contar a través él. 

Desde muy chica me gusta escribir, contar historias, observar el mundo que me rodea y expresar mis sentimientos a través de la música, la poesía y el teatro. 

Por eso hoy decido empezar. 

sueña, sueña, sueña... sueña tan fuerte que se hará realidad.
No te olvides de SER FELIZ, cada día. Es una decisión.

por: Andre Quinteros. 
A través de "en minúscula" -como he denominado a mi blog- intentaré relatar y compartir historias de la vida diaria. Historias mías y no tan mías; historias de cualquiera; porque cada día trae implícito consigo, el arte de crear, de hacer y de contar historias. 

Hoy nace "en minúscula" -relatos de la vida diaria mezcladas con algo de ficción. 

Después de pensar y repensar durante varios días (he perdido la cuenta) el nombre que llevaría este blog; y de esbozar en un bloc de notas un torbellino de ideas con nombres y frases, elegí éste. 
No sé si personalmente me identifica... quizá si... lo cierto es, que: 
"Cada día es un nuevo desafío
cada día nacen historias -personales- que luego compartimos, de alguna manera, con quienes nos rodean;
 familia, amigos, compañeros de trabajo, compañeros de facultad o con algún desconocido en la cola de un banco o supermercado
 (siempre está aquél que, mientras esperamos ser atendidos, nos cuenta algo que le ocurrió en el día ¿o no?, incluso uno mismo agrega a ese comentario alguna experiencia personal sobre los hechos, para alimentar la conversación espontánea con aquel desconocido y que probablemente, no volvamos a ver)".

Elijo "en minúscula" para relatar hechos cotidianos, porque son eso: minúsculos, inadvertidos, relatos fugaces y rutinarios, quizá sin importancia, pocos relevantes, pero merecen ser contados

Porque es a partir de ese relato breve y minúsculo de acontecimientos diarios, que nacen conversaciones con extraños, largas charlas con amigos, experiencias compartidas y encontramos ese "algo en común" que tenemos con el que nos rodea, con el "otro".


Sobre Mi


Ahora mi turno. Debo presentarme, hacer una breve introducción sobre mi para darme a conocer.
No creí que me resultara tan complicado en verdad. 

De manera simple y formal. Mi nombre es Andrea Quinteros; nací y vivo en Villa María-Provincia de Córdoba.

Soy Abogada y Técnica en Comunicación Social y actualmente curso la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y Escribanía.

Hace unos cuantos años me independicé de mis padres, para emprender un viaje distinto; el de la "convivencia" con alguien que uno elige para pasar el resto de sus dias. 
Hace unos cuaaaantos años estoy en pareja con Fernando (en adelante "fercho"); con quien además de convivir, compartimos una hermosa historia de amor, compañerismo y anécdotas para contar.

Además de compartir ese proyecto en común, tenemos una gata llamada "Mía"; debo confesar que los felinos son mis animales favoritos; ella es totalmente independiente, malhumorada, anti-social y solitaria, en el fondo es muy cariñosa (sólo cuando su bandeja de comida está vacía), en fin. 

También hemos adoptado a un dogo-can-perrito, llamado "Gordo"- Alias: "el Peto". Debo confesar que también adoro a los caninos; Por cierto: de él diré que es totalmente lo opuesto a Mía. Es revoltoso, torpe, bruto, ansioso, despatarrado, amante del buen comer, hiper-activo,ruidoso, dependiente de sus amos, excesivamente cariñoso pero por sobre todas las cosas el "mejor compañero" de sus padres humanos.

El teatro, mi primer pasión. Además de mi gusto por la lectura, escribir y contar historias, me apasiona el teatro, actividad que desarrollo desde que soy muy pequeña, fanática de subir a las tablas, de ser otros personajes, sentir y pensar como ellos. "El teatro es como un sueño, una memoria pequeña". 

Creo que más arriba mencioné mi gusto por la música y la danza... creo que la vida, y más aún mis dias sin música no serían lo mismo. La Música acompaña mis silencios en soledad. 

A mi madre le debo el gusto por el "arte culinario", confieso que cocina como los dioses... y por eso leo, practico, experimento y cocino mucho, para parecerme a ella en cada receta. 

De mi padre heredé el gusto por los animales y las plantas... por eso "el jardín botánico de mi casa" es uno de mis rincones más cuidados y preciados del hogar. 

Podría seguir enumerando aquellas cosas que me gustan y apasionan de la vida, pero lo haré con el tiempo, a través del blog, siempre "en minúscula", porque de eso se trata la vida, compartir lo pequeño, lo simple, lo minúsculo.-


Andre Quinteros 
(enminuscula.blogspot.com)


Si llegaste por curiosidad, por recomendación o por casualidad ¡Bienvenid@! te invito a leer lo que tengo para contar; historias de la vida diaria, mezcladas con algo de ficción.